Menu

 

El mercado medieval de Mont-rodón contará con 80 puestos de artesanía y alimentación

No faltarán los talleres demostrativos y las actividades para los más pequeños 


A las escenas teatrales, desfiles, campamento de recreación y el largo etcétera de propuestas del XIX Homenaje a Guillem de Mont-rodón, se une la XIV Feria de Artes y Oficios Tradicionales, Tradizions, un mercado medieval en el que este año participarán 80 artesanos. Además, habrá talleres demostrativos y otros en los que pueden participar los niños, que tendrán también una zona de juegos tradicionales en la plaza del Conservatorio. 

Las calles Santa Bárbara, Juan de Lanuza, San Antonio, avenida del Pilar y la plaza Mayor volverán a acoger este mercado medieval que cada año despierta mayor interés entre los artesanos. Las limitaciones de espacio obligan a mantener en 80 el máximo de participantes, a pesar de que las solicitudes superaban ampliamente el centenar. De ellos, 26 son de alimentación y los 54 restantes de artesanía.

 

Los olores de las especias y condimentos, quesos y embutidos, cerveza artesana, licores, productos ecológicos de alimentación, repostería, panadería… se mezclarán en las calles del centro de la ciudad, compartiendo espacio con los juguetes de madera, ropa medieval, cosmética natural, biojoyas, plantas y flores, minerales, heráldica, hierro forjado y un largo etcétera de artículos elaborados artesanalmente. 

Los artesanos proceden de las comunidades de La Rioja, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Castilla León, Castilla La Mancha, Andalucía, País Vasco, Extremadura y Aragón, a los que se suman seis comercios montisonenses y las organizaciones asistenciales Down-Huesca, AECC, Centro Reina Sofía Atades-Huesca, Sicapaces-Aragón y las Hermanas Clarisas de Monzón.

Talleres demostrativos y novedades para los más pequeños

Pero además de pasear por el mercado y hacerse con los productos deseados, los montisonenses y visitantes podrán disfrutar de los talleres demostrativos de cestería, artesanía en pizarra, ganchillo con hilo de plata y cobre, panadería didáctica y artesanía en madera de boj. 

Y especialmente pensados para los niños, talleres de pinta caras, tiro con arco, piruletas de chocolate, marroquinería y juegos malabares. A estas propuestas habituales, este año se suma, en el lateral de la plaza del Conservatorio durante todo el fin de semana, la Alameda de los aprendices, con cuatro talleres de acuñación de moneda, grabados (xilografía), lacrado y escritura medieval, y el taller Pequeños canteros, en el que podrán entrar en contacto con herramientas de cantería y conocer los diferentes tipos de acabado sobre la piedra. 

También en este espacio habrá un carrusel para los más pequeños y en la misma plaza se instalarán juegos de madera gigantes, tradicionales y familiares, pensados para todas las edades: juego de lógica, ingenio, suerte, puntería, rompecabezas individuales y colectivos… todo ello coordinado por dos monitores.

 

volver arriba

Organiza

 

 

Colabora

 

 

Propiedad de las fotografías: Ayto. de Monzón, Carlos Orteu, Jesús Ginestra, Lúa Media.